Archivo de la etiqueta: orden

Bolsos y zapatos en orden. ¡Sí, quiero!

Bolsos y zapatos son, con diferencia, los complementos de ropa que más ocupan en un armario… ¿o eran los sombreros? Solo las más fans de los sombreros tendrán más de éstos que de aquellos, ¿verdad?

Si estás leyendo este post es que te gustan, y mucho, los bolsos y los zapatos y tienes un buen número de ellos. También es probable que ya no te quepan más y necesites algunas ideas para ganar espacio adicional y sobre todo, tenerlos bien ordenados, para encontrarlos a la primera cuando quieres que tu outfit sea perfecto, con un bolso y unos zapatos concretos.

En cuanto a bolsos y zapatos, como en tantas otras cosas, hay que hacer una limpieza de vez en cuando y regalar, sí, he dicho, regalar, aquellos que hace tiempo no uses y estén en buen estado; si no tienes a quién regalar, siempre puedes donar. Después de esa limpieza, que a una fashionista le costará un mar de lágrimas, lo mejor es hacer una clasificación en tres grupos, bolsos de diario, bolsos para salir y bolsos para fiestas y celebraciones. Esta clasificación también valdría para los zapatos, aunque en su caso, se puede añadir otro grupo: el calzado deportivo.

Otra de las claves en tema de orden: rotar bolsos y zapatos para adaptarse a la estación y no perder tiempo cada día. Tener a mano los de la temporada y guardar en lugares de acceso más difícil los de la otra. Así no se pierde tiempo en la búsqueda, ni aparecen las manoletinas de primavera en pleno diciembre o, aún peor… ¡aparecen las alpargatas!

Todo dependerá del espacio que tengas en tu dormitorio y del presupuesto, pero también se puede conseguir una zona de almacenaje adicional reordenando los bolsos y zapatos con accesorios e ideas low cost. Hay mucha inspiración en Internet, solo hay que buscar con palabras clave y ver las imágenes. Pero una tarde di un paso más y probé con “shoe storage solutions” o “how to organize bags” y me quedé sorprendidísima con los mil y un ejemplos que pude ver para evitar el caos en el universo bolso-zapato, que son además de inspiradores, R-E-A-L-E-S.

Aquí podéis ver una mínima parte de lo que encontré, pero de verdad, que hay para hacer una tesis doctoral.

Cesta metálica retro reciclada

Una cesta metálica retro de las utilizadas en cocinas y baños, convertida en un soporte perfecto para los clutches con una manita de pintura rosa. ¿De qué color la pintarías tu?
www.thedecorfix.com

 

 

Accesorio de cocina para ordenar tapas de ollas

Otro ejemplo visto en Internet, que amplía los horizontes. Solo hay que cambiar el chip y reciclar o dar un uso diferente al accesorio de cocina para ordenar las fuentes de horno. En este caso, se convierte en accesorio para bolsos de mano. Estarán mejor así, dentro del armario, que amontonados, ¿verdad?
http://fabulousfashions4sensiblestyle.blogspot.com.es/

Puedes ver muchas más ideas y accesorios súper prácticos para mantener en orden bolsos y zapatos en este link:
Bolsos y zapatos: buenas ideas para que estén en orden

Begoña Fernández  (redactora)  @BegonaFG

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Un sueño por cumplir… ¡el peque ordena su cuarto!

Si tu también eres de las que cada vez que entras en su dormitorio, solo quieres que esté a oscuras para ¡no ver desorden por todas partes! Si tu también sientes que lograr el orden en sus dominios es una batalla perdida… ¡bienvenida al club de las-mujeres-con-miedo-al-desorden-infantil!

Está claro que parte del problema es la cantidad de juguetes, cuentos, juegos, películas, música y material deportivo/escolar que tiene un peque hoy en día, sin olvidar ropa, calzado y complementos. Está claro que cuando el peque va creciendo, hay que hacer limpieza y donar todo aquello que esté en buen estado y otros niñ@s puedan utilizar. Pero también habría que aceptar que, tal vez, su habitación no está del todo adaptada a su edad como sí lo están las aulas de los colegios, los centros de actividades extraescolares y otros espacios donde todo está pensado para ellos; se han proyectado a su escala. No se trata de convertir su cuarto en uno de esos espacios, pero sí fijarse en sus aciertos y ponerse a pensar qué cambios hacer en su habitación. Por ejemplo, los percheros para que cuelguen los abrigos estarán a una altura adecuada y si son de colores o tienen divertidos, más estimulante colgar la mochila y la cazadora, ¿verdad? Los muebles con una altura razonable son un must. Todo aquello que supere su estatura, no cuenta. Te lo digo por experiencia… Si quieres baldas altas y muebles altos, adelante, pero hasta que no dé un buen estirón, no cuentan para el peque.

Perchero infantil, de Maisons du Monde

Un diseño divertido y colorista, perchero Circus, de Maisons du Monde.

¿Qué hacer entonces? Además de observar qué juegos, juguetes y libros siguen siendo útiles y adecuados para su edad, para detectar qué sí, y qué no, donaremos, se pueden idear soluciones ad hoc con muebles a los que los niños tengan fácil acceso con el objetivo de que sean ell@s los que ordenen. Los auxiliares de la firma Vertbaudet, www.vertbaudet.es, me gustan por eso, porque están diseñados a su medida, pero también, porque son bonitos y siempre tienen modelos más de niña, otros más de niño y varios unisex.

Muebles infantiles, de Vertbaudet

Muebles infantiles para ordenar sus tesoros. La estantería casita tiene unas medidas de 80 x 40 x 130 cm, y la estantería, con barras para que los objetos no se caigan, 62 x 15 x 113 cm. Son de www.vertbaudet.es

Ordenar también es un aprendizaje –nadie nace sabiendo ordenar– y si en el colegio con todo lo que aprende, con cada logro lo vamos estimulando y apoyando… ¿por qué no hacer lo mismo con el aprendizaje del orden? En esta galería de fotos -Ideas y muebles divertidos para mantener el orden…- verás que con un poco de ayuda, ideas divertidas y muebles que le gusten, tienes más posibilidades de encontrar ordenado su cuarto cuando entres. ¡Buena suerte! Cuando se trata de orden y de tus hijos, ¡nunca tires la toalla!

Begoña Fernández (redactora)   @BegonaFG

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

En mis sueños veo vestidores

¿A ti también te pasa? No diré que son todas las noches, pero en algunas sí que aparecen vestidores como los de los famosos. ¡No me extraña! Son tan divinos… ¿Qué cómo son los que aparecen en mis sueños? Son amplios, tienen de todo y su orden es tan perfecto y armónico que parece que haya una legión de ayudantes de estilismo colocando esto aquí y esto allá, en turnos de 8 h, de lunes a domingo, para que esté impecable. Por supuesto, en esos sueños, los vestidores son míos, no de mis amigas, y las prendas, también mías, claro, son de película. Luego, me despierto, el vestidor se esfuma, la ropa también y cuando logro despejarme, veo la realidad: mi armario empotrado. La verdad es que no está nada mal, pero comparado con el vestidor imaginario… Ya sabemos que las comparaciones son odiosas, pero es que lo son más cuando se compara realidad-ficción.

Vestidor-con-papel-pintado-blog

Con una zona diáfana y extralarga para colgar, numerosos cajones y maletero. Este vestidor, blanco y con el contraste del papel pintado en degradé, resulta elegante y muy femenino. Papel, de Designers Guild, de venta en Usera Usera.

Esta mañana, cuando venía a la redacción he pensado que, tal vez, yo no sea la única que encuentra fascinante el tema de los vestidores, su interior y su orden. Así que me he lanzado a buscar vestidores pequeños y medianos para casas reales, con distribución óptima y quiero compartirlos; la selección que he hecho está aquí: Espacios pequeños: no renuncies a tu vestidor

Begoña Fernández (redactora)  @BegonaFG

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Con la maleta a cuestas

Justo eso, tengo las maletas, pero solo las maletas. Toca llenarlas, aportar contenido, chicha, ropa, botes, zapatos, pareo, sombrero… Es la parte que más me estresa de un viaje: hacer la maleta. Con ella empieza ya la preparación del viaje, pero cuando consigo cerrar la cremallera siento un alivio tan inmenso que ya no pienso más en si llevo lo adecuado, si me dejo lo fundamental o si el vestido que finalmente espera en la percha solo —el resto de sus compañeros de armario ya están empaquetados, sí, se vienen conmigo— merecía un mini hueco en la maleta.

Pues eso, que ya estamos a las puertas todos de colgar el cartel de “cerrado por vacaciones” así que este año me he propuesto que hacer la maleta no sea una misión imposible. De hecho, afronto el reto relajada y confiada. Nada de tranquilizantes. Puedo con ello.

1.- Elegir la maleta. El tamaño es proporcional al número de días que disfrutaremos debajo del cocotero. Si viajamos en avión hay que tener en cuenta además que el tamaño sí importa, tanto si se trata de equipaje de mano que viaja en cabina, como si vamos a facturar ya que a mayor tamaño, más peso y los kilos de más se pagan en oro en las compañías.

Maletas de Salvador Bachiller

¿Dónde busco mi maleta? Salvador Bachiller o El Corte Inglés.

2.- Rígida, semirígida, flexible, vintage… Según el tipo de viaje (mar, tierra o aire) y gustos y preferencias. Unas soportan más los golpes, otras menos, hay quien prefiere bolsos. Si viajas en coche, las maletas sufren menos y puedes rescatar un diseño divino. En cualquier caso, yo prefiero que incorporen ruedas para no tener que cargar con los kilos a cuestas.

Las maletas vintage rebosan encanto pero no son aptas para según qué tipo de viajes.

Una maleta vintage luce el encanto de los kilómetros recorridos y disfrutados.

3.- Hacer una lista. Fundamental. Para pensar en los modelitos que voy a lucir cada día y en cada momento. Así no me dejaré nada en el tintero (ni en los cajones). Piensa en la funcionalidad. En combinar colores (para ello, mejor que optes por prendas en tonos neutros si, como yo, eres una maniática de la combinación). Si necesitas tacones o cuñas, ten en cuenta que ocupan más y pesan. Pero, estamos de vacaciones ¿seguro que los necesitas? Aquí que no falte el pasaporte en primer lugar. Este año he comprado una funda para el mío y un estuche específico para llevar toda la documentación del viaje.

Funda de pasaporte, de Les Invasions Ephémères

Funda de pasaporte, de Les Invasions Ephémères.

4.- El neceser. Piensa en mini. Lleva muestras o rellena botes. Solo lo imprescindible. Las cremas básicas. Olvídate del exfoliante corporal. Puedes vivir sin él unos días. A la vuelta, tocará operación belleza. Puedes optar por un diseño para llevar en la maleta o los que se resisten a esconderse porque su diseño trés chic está hecho para lucirse.

Neceser, de PiP Studio.

Neceser, de PiP Studio.

5.- Botes rellenables y transparentes. Así te aseguras no llevar más peso del necesario con botes de 1 litro de capacidad. Además, para viajar en avión son imprescindibles si no quieres facturar tu maleta ya que está limitada la capacidad (máximo 100 ml).

Botes rellenables mini para viaje.

Botes rellenables con tapón de rosca, tapa, vaporizador… Los encontrarás en Pórtico o perfumerías.

6.- Líquidos mejor en una bolsita. Evitarás disgustos al abrir la maleta en caso de que alguno se derrame. Todos detectamos ese bote traicionero que no acaba de cerrar herméticamente. Bien porque la rosca no encaja a la perfección bien porque la tapita nunca hace clic. Esos en una bolsa. Además, si viajas con líquidos en tu equipaje de mano, llévalos en una bolsa transparente que deje ver el contenido por si te piden que los muestres en algún control.

Estuches transparentes con cremallera, de Ordning & Reda.

Estuches transparentes con cremallera, de Ordning & Reda.

7.- Mini aparatos. No cargues innecesariamente con aparatos. Pregunta en el alojamiento al que vas si cuentan con secador de pelo y plancha para la ropa. Existen versiones mini de estos pequeños electrodomésticos pero ocupan en la maleta y añaden peso. Además, en caso de que tu destino se encuentre más allá de las fronteras de tu país, infórmate de las potencias permitidas según la red eléctrica y si es necesario llevar adaptador de clavijas.

Secadores de viaje. Llévalos solo si el alojamiento no disopne de ellos.

Existen secadores de viaje y planchas de ropa mini.

8.- Maquillaje. No olvides tus imprescindibles. Es difícil encontrar tamaño mini de sombras, bases y pintalabios, pero algunas firmas lanzan en verano kits mini (como Essence o Archangela). Es el momento de hacerte con ellos. Deja la base de maquillaje, una BB Cream es suficiente porque nuestra piel estará bronceada por el sol. Alguna sombra que aporte brillo a la mirada, un bálsamo labial con brillo y ¡lista! No olvides hacerte con un juego de brochas de viaje.

Neceser, de House Doctor

Neceser, de House Dcotor.

9.- Bolsas de tela. Para los zapatos, la ropa sucia…

Bolsas de tela para la ropa sucia.

Bolsa de tela, de Amadeus. Neceser, de Así. Similares en Pórtico y en Derrière la Prote.

10.- Joyas y bisutería. Los complementos salvan los looks. Al llevar lo imprescindible y combinar las prendas los complementos ponen el punto de distinción. Lleva collares, pendientes y pulseras en un joyero de viaje.

Joyero de viaje, similar en Salvador Bachiller.

Joyero de viaje, similar en Salvador Bachiller.

11.- Prendas delicadas en un estuche. Como la ropa interior. Lleva un estuche específico para organizar las prendas más pequeñas y que no se pierdan entre los jerseys.

Maletas de tela para organizar la ropa de menor tamaño o más delicada.

Maletas de tela para organizar la ropa de menor tamaño o más delicada.

12.- Botiquín. No queremos que nos pase nada pero no olvides preparar un mini botiquín de viaje con lo imprescindible. Si viajas con niños, aumenta su volumen. Pero no pueden faltar tiritas, antipicaduras y algún analgésico.

Estuche para los medicamentos, de Derrière la Porte.

Estuche para los medicamentos, de Derrière la Porte.

Alejandra Muñoz (colaboradora de redacción).

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Cosas de aficionados…

 

Dora Decora. Cosas de aficionados.Qué curioso! Nos pasamos la vida quejándonos del poco tiempo libre del que disponemos y de lo muy estresad@s que estamos y en cuanto tenemos un rato, ¡nos aburrimos como ostras! Bueno, no tod@s, hay quien invierte su ocio en hobbies variados.

Si eres uno de ell@s o, si pretendes serlo, no pierdas estos momentos preciados y planifícalos bien y rápido para aprovecharlos mucho mejor.

 

• Busca tu espacio. La mayoría de las aficiones requiere un rinconcito donde desplegar los útiles de trabajo: pinceles, retales, carpetas, papeles… A menudo con un escritorio es suficiente aunque, cuando hablamos de coleccionismo, nunca hay suficiente espacio. Vitrinas y cajoneras serán fieles aliadas para exhibir variados tesoros.

• Orden y concierto. Está comprobado, cuando impera el caos todo parece sucio y desastrado. Pequeños contenedores, cajas y cubiletes te ayudarán a clasificar piezas y herramientas por colores, utilidades o tamaños.

• Disfruta sin agobiarte. Tu afición es un motivo de alegría, trata de tomártelo con tranquilidad y no te pongas plazos. Piensa que cuanto más tiempo pases bordando un mantel o pintando un cuadro, más disfrutarás y mejor será el resultado. ¡Seguimos en contacto!

Más ideas >>

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest