Archivo de la etiqueta: espacios pequeños

Pequeño, pero coquetón

Desde aquí, quiero manifestar que soy una defensora a ultranza del recibidor. Ese espacio que, en la mayoría de las casas, es un cuarto diminuto sin ventanas, lleno de puertas y que atravesamos a toda velocidad sin echarle ni una sola ojeada. Y digo yo, ¿es justo que le ignoremos de ese modo? ¿Acaso merece nuestro desprecio porque en él nadie se detiene a coser, escuchar música o charlar con las amigas? Ya le gustaría ser grande, con tres ventanales, una chimenea, tele y chaise longue.

Recibidor con sofa, cortinas y consola de Laura Ashley

A todos nos encantaría tener un gran recibidor como éste, con ventanal a la calle, sofá, cortinas y consola. Todo, de Laura Ashley.

Pero en el reparto de metros, la constructora —que viene a ser algo así como la deidad suprema en el mundo inmobiliario— solo le destinó metro y medio cuadrado. Ala, apáñate rico. Yo, que en el reparto de centímetros de altura también fui agraciada con unos escasitos 155 cm, sé bien lo que se sufre. Pero también sé que, estudiándose con lupa (valga el mal chiste), todos podemos sacar partido al espacio o altura liliputiense. Tanto en el caso de los recibidores como de los humanos, lo primero es pensar qué imagen quieres dar de tu casa nada más entrar. Por ejemplo, femenina…

Recibidor con mueble blanco

El sueño del género femenino: un recibidor con espacio para dejar bolsos, pañuelos… Mueble, de Car Möbel.

O  quizá prefieres que tu recibidor dé una imagen cosmopolita, de quien viaja de un lado a otro para capturar tendencias, probar nuevos restaurantes o descubrir talentos emergentes de música experimental.

Recibidor de Ikea con zapatero, perchero y estantes

El perchero, para colgar la gabardina cuando vuelves de Londres; el zapatero, con chanclas, botas… ¡como viajas tanto y a destinos tan diferentes! Muebles, de Ikea.

O a lo mejor tienes un espacio mini en el recibidor, pero no quieres renunciar a dejar impresa en él la huella de tu nuevo estilo de vida hippychic.

Recibidor con silla de metal verde y vinilo

Un recibidor con el espacio justo para colocar una silla y un vinilo de aires étnicos. Como este, de Myvinilo.

El caso es aguzar el ingenio para crear un ambiente con encanto. Porque, ¿sabes? Tú nunca has tenido un recibidor pequeño, sino coquetón.

Descubre más ideas sobre cómo decorar con gracia un recibidor pequeño en: Espacios pequeños: móntate un recibidor mini con gracia.

Susana González (jefa de sección)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

En mis sueños veo vestidores

¿A ti también te pasa? No diré que son todas las noches, pero en algunas sí que aparecen vestidores como los de los famosos. ¡No me extraña! Son tan divinos… ¿Qué cómo son los que aparecen en mis sueños? Son amplios, tienen de todo y su orden es tan perfecto y armónico que parece que haya una legión de ayudantes de estilismo colocando esto aquí y esto allá, en turnos de 8 h, de lunes a domingo, para que esté impecable. Por supuesto, en esos sueños, los vestidores son míos, no de mis amigas, y las prendas, también mías, claro, son de película. Luego, me despierto, el vestidor se esfuma, la ropa también y cuando logro despejarme, veo la realidad: mi armario empotrado. La verdad es que no está nada mal, pero comparado con el vestidor imaginario… Ya sabemos que las comparaciones son odiosas, pero es que lo son más cuando se compara realidad-ficción.

Vestidor-con-papel-pintado-blog

Con una zona diáfana y extralarga para colgar, numerosos cajones y maletero. Este vestidor, blanco y con el contraste del papel pintado en degradé, resulta elegante y muy femenino. Papel, de Designers Guild, de venta en Usera Usera.

Esta mañana, cuando venía a la redacción he pensado que, tal vez, yo no sea la única que encuentra fascinante el tema de los vestidores, su interior y su orden. Así que me he lanzado a buscar vestidores pequeños y medianos para casas reales, con distribución óptima y quiero compartirlos; la selección que he hecho está aquí: Espacios pequeños: no renuncies a tu vestidor

Begoña Fernández (redactora)  @BegonaFG

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest