Archivo de la etiqueta: el corte ingles

La fondue: cortar, pinchar y mojar

 

Hace frío así que, inspirados en las bajas temperaturas de las montañas suizas —de donde es originario este plato— y pensando en qué menú podía idear para una cenita con amigos este fin de semana en casa, resguardados precisamente del frío, se me ha ocurrido que es el momento idóneo para preparar un fondue.

Es una excelente manera de entrar en calor y de disfrutar de una velada agradable de conversación y risas por el trozo que siempre se pierde en el fondo de la fondue o la lucha entre pinchos que se enredan. La original es de queso y, a partir de ahí, nacieron el resto de variantes.

Fondue Le Pain Quotidien

Foto, cortesía de Le Pain Quotidien (www.lepainquotidien.es), donde encontrarás panes deliciosos para acompañar.

El caquelón o marmita es el recipiente de la fondue, que puede ser de barro, de cerámica refractaria o de hierro grueso esmaltado. Tiene que ser ancho, no muy profundo y con un mango corto para poder transportarlo cómodamente sin quemarse.

La receta básica para la de queso es mezclar distintas variedades, cortadas en láminas o ralladas. Se mezcla con vino blanco (la cantidad de vino ha de ser la mitad que la de queso) y se remueve constantemente con movimientos envolventes. El pan es el acompañamiento más habitual: blanco y con bastante corteza (el queso se pega mejor a ésta que a la miga). También se puede sustituir el pan por patatitas hervidas, salchichas troceadas, verduras…

Fondue de queso. Le Creuset

Foto: www.lecreuset.es. Conoce sus modelos y no te pierdas la sección de Recetas de su página web. ¡Tengo que probar la fondue de cangrejo que propone!

Otra variante es la fondue de carne, muy fresca y cortada en pedacitos pequeños. Se hace en aceite caliente y se acompaña con varias salsas. La modalidad china presenta la carne cortada en láminas muy finas, cocinas en un caldo de verduras (zanahoria, puerro, nabo, cebolla, ajo y perejil picado), champiñones negros secos y fideos chinos. Se prepara el aceite en la marmita y se acompaña con salsas y arroz blanco.

Y la más dulce: la de chocolate. Se derrite el chocolate y se bañan en él trocitos de fruta, bizcocho, magdalenas o nubes. Suele ser de menor tamaño que la fondue salada.

Fondue de chocolate. Le Creuset.

Foto: www.lecreuset.es.

Para la de queso y la de chocolate encontrarás en los supermercados mezclas ya preparadas, listas solo para calentar y añadir a la marmita.

Fundamental a la hora de preparar la mesa es presentar los alimentos en bandejas o recipientes, agrupados por tipos. Unos platos pequeños, unas copas de vino, los pinchos, algunos encurtidos y la mesa estará preparada. ¡Por supuesto, la fondue en el centro! Así que si no tienes una, vamos de compras:

Fondue de Casa Viva.

Fondue esmaltada, de Casa Viva (34,95 euros). www.casaviva.es

Fondue de El Corte Inglés.

Fondue Rojo, de El Corte Inglés (20 euros). www.elcorteingles.es

Fondue de La Oca.

Sofisticada, fondue Mondo, de La Oca (117 euros). www.laoca.com

Fondue Cocoa de Modernhaus.

Fondue de chocolate, de la firma Modernhaus. www.modernhaus.com

Aquí tenéis más recetas e ideas para preparar una deliciosa Fondue »

¿Os animáis?

Alejandra Muñoz (colaboradora de redacción)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Desenredando la madeja de lana…

 

Me encanta entrar en una de esas mercerías o tiendas de manualidades en las que te da la bienvenida una inmensa pared repleta de madejas de lanas de colores en perfecto orden, cada color en su casillero y cada gama con sus diferentes tonalidades, de las más intensas a las más suaves. Cuesta decidir con qué color te quedas porque te los llevarías todos.

El fin de semana pasado me embarqué en una de esas tareas que, una vez realizada, da mucho gusto: organizar mi cajonera de las manualidades. En ella tengo retales de papeles pintados, telas, hilos de todo tipo, lanas, botones… todo aquello susceptible de ayudarme en algún proyecto handmade que se me ocurra. Me costó, pero logré poner orden en los cajones. Y qué bien me quedó. Ahora el cajón de las lanas de colores se parece a esa pared de la mercería que me cautiva.

Así que pensando en qué uso darle a la lana que tengo, se me ocurrió forrar unas letras. Letras que podéis hacer vosotros mismos o adquirir ya hechas en escayola. En algún otro post ya os he dejado el link con los pasos para fabricarlas, pero un poco más abajo os facilito también una dirección para que recordéis el proceso. En Bricor y tiendas de manualidades encontraréis las de escayola (precio aproximado: 5 € cada letra).

Esta idea es perfecta para dar la bienvenida a tu casa ahora que vienen fechas en las que nos reunimos con amigos y familia. Combina letras, crea palabras o frases. Colócalas sobre una cómoda, delante de la ventana, sobre el radiador…

Puedes forrarlas de un mismo color o de varios. Lo importante es que tenses bien cada vuelta de lana alrededor de la letra y que quede bien cubierta para que no se vea el material de base. Cuida que cada vuelta quede recta y case perfectamente con la anterior para que el resultado sea perfecto.

Forrar las letras. My Sister's Suitcase

Imagen rescatada del blog My Sister’s Suitcase (www.sisterssuitcaseblog.com).

Un truco: aplica unas gotas de cola y extiéndela en la base para que la lana no se mueva. Esto es fundamental en las esquinas. Evitarás que se abra la lana con el tiempo.

En este link encontrarás un tutorial que seguro te ayudará: www.vivaladesign.net. Nos enseñan a crear las letras y a forrarlas. El resultado, ¡chulísimo! 

Forrar las letras. Viva la Design.

Son de Viva la Design.

 

Mira qué bien encajan en estos ambientes Navidad, de El Corte Inglés.

Deco navideña El Corte Ingles

Deco navideña El Corte Ingles

 

Y éstas ¿no os parecen ideales?

Letras forradas. Son de My Sister's Suitcase

Son de My Sister’s Suitcase: www.sisterssuitcaseblog.com

 

¿Os animáis?

Alejandra Muñoz (colaboradora de redacción).

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Una galería de arte llamada El Corte Inglés

Hasta ahora, cuando veía en la revista una casa espectacular decorada con una escultura o cualquier otra obra de arte, imaginaba que el dueño de la vivienda, asesorado por un experto, habría acudido a alguna galería reconocida para hacer una transacción elitista. Tengo una amiga a la que siempre le ha gustado la idea de adquirir un cuadro llamativo, pero me confesaba con cierta timidez, la certeza de que era una extraña en un mundo que le viene grande y esto, junto a un presupuesto ajustado, le han cohibido. Pero eso, insisto, era el pasado. Desde ahora, cuando quiera buscar un cuadro o disfrutar entre esculturas sin sentirse como un pulpo en un garaje, puede ir a El Corte Inglés. Sí, porque en Madrid, en el edificio Castellana 85-Edificio Decoración, en la segunda planta, acaban de inaugurar el Espacio de las Artes. Se trata de una galería que dispone tanto de un fondo permanente, con grabados y dibujos de artistas prestigiosos —figurativos y abstractos— como de exposiciones temporales.

Espacio de las Artes. El Corte Inglés.

 

De hecho, la primera exposición con la que se estrena este nuevo espacio se llama Diálogos Escultóricos y ofrece un recorrido por la escultura española de los siglos XX y XXI a partir de una pieza de Gerardo Rueda. Si os acercáis, podréis ver obras de José Manuel Ballester, Alberto Bañuelos, Arturo Berned, Martín Chirino, Alberto Corazón —quien, por cierto, ha diseñado el logo del Espacio de las Artes—, Xavier Mascaró, Blanca Muñoz, Miquel Navarro, Gervasio Pérez, Rablaci, Gerardo Rueda, José Sanleón y Mar Solís.

Diálogos Escultóricos. Espacio del Arte.

 

Diálogos Escultóricos es la primera exposición, pero la seguirán muchas más en las que, al igual que en ésta, El Corte Inglés contará con la asesoría de María Porto. La idea del nuevo espacio es acercar el arte contemporáneo al gran público. Y, si ese gran público anónimo, cotidiano y tímido decide hacerse con una obra —las hay desde 100 €—, que la adquiera con la misma seguridad y confianza con la que habitualmente compra cualquier otro artículo en El Corte Inglés.

Espacio de las Artes.
El Corte Inglés (Madrid).
Castellana 85-Edificio Decoración.

Susana González (redactora)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

El tapeo más cool

Si Sarah Jessica Parker, en lugar de protagonizar Sexo en Nueva York rodara Sexo en Madrid, quedaría con sus amigas a tomar el brunch en el Gourmet Experience, de El Corte Inglés de la calle Goya. El otro día me invitaron a la apertura de este nuevo espacio gastronómico madrileño. Curiosa perdida, bajé a la planta sótano a investigar lo que era. Y sólo puedo describir lo que vi con una palabra:  impresionante.

En el centro del espacio se exponen las delicatessen más exquisitas del mercado, agrupadas por materias: chocolates, aceites, galletas, productos italianos…. Es fascinante descubrir la élite de la gastronomía y poder comprar productos que ni siquiera sabías que existen. Pero además,  alrededor hay barras selectas para detenerse y tomar un aperitivo chic. ¿Que quieres una tapita andaluza? Haces una primera parada en La Moraga. Su chef es Dani García, el actual premio nacional de gatronomía, que en este rincón traslada el concepto de alta cocina que tiene en su restaurante Calima al mundo de la tapa. Su idea: hacer el lujo accesible a través de un low-cost gastronómico.

lamoragaEn La Moraga redescubrirás recetas tradicionales andaluzas con un
guiño actual.

Después, te das una vueltecita, por ejemplo, por el Kotobuki. Sí, claro que te suena el nombre. Porque pertenece al grupo Kabuki, que Ricardo Sanz ha hecho famoso por aunar el recetario tradicional japonés con la cocina mediterránea, como el usuzukuri de pa amb tomaca. En este corner puedes picar, por ejemplo, su reconocido nigiri de pez mantequilla con trufa, o llevarte a casa ingredientes exclusivos, como su célebre teriyaki.

kotobujiFans de la cocina asiática y de fusión: Kotobuki es parada
imprescindible para vosotras.

¿Que te da un arrebato de raíces españolas? Pues pasas al rincón de Cinco Jotas y te regalas una degustación de los mejores ibéricos que Sánchez Romero Carvajal curte en la sierra de Jabugo, y la riegas con un vinito Osborne.

cinco_jotas¿Qué te pides en Cinco Jotas? ¿Un poquito de lomo ibérico o
jamón  pata negra? ¡Mejor uno de cada!

Si, después, te sientes sofisticada al más puro estilo tradicional, haces una paradita en la ostrería: para acompañar las ostras ¿quiere la señorita una copa de cava o prefiere champán? Y ya que te has iniciado en el mundo del marisco, no puede faltar una visita al corner de Ahumados Domínguez: un blini ruso recién hecho, un cóctel de lomo suprême con melón y menta…

gourmet001En el corner de Ahumados Domínguez, un blini de salmón con salsa de  eneldo.
Te lo preparan al instante…

Después de hacer la ronda, nada como pedir un zumo recién exprimido en Isla Capricho, el espacio de Be Fresh, con take away de las mejores frutas y vegetales. Y, de paso, te llevas a casa un pan de capricho ¡hay más de 50 variedades en la panadería del Gourmet Experience! y una botellita de su bodega, surtida con los mejores vinos nacionales e internacionales.

Lo que te cuento: una experiencia gastronómica que hará que te sientas tan exclusiva como Carry, de Sexo en Nueva York, pero en versión mediterránea.

Susana González

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest