Mi momento chimenea más “hygge”

Lo más curioso del término hygge —al oído suena huu-gue—, es que no se puede traducir con solo una palabra.

dora-navidad
• ¿Qué significa? Para los habitantes de Dinamarca —país considerado el más feliz del mundo desde 2012 por la ONU— hygge sería esa sensación que se experimenta en una noche fría de invierno, al sentarse frente a la chimenea y saborear un vino caliente con azúcar, mientras acaricias a tu perro.

• Un ratito hygge cada día. Los daneses aseguran que es fundamental reservar un tiempo a diario que nos haga sentir bien, y dedicarlo solo a esas pequeñas cosas que nos hacen felices.
• Crea una atmósfera propicia. La chimenea es ideal para lograr una iluminación tenue, pero si no la tienes, puedes recurrir a las velas. A la hora de cenar, saca esa copa que te gusta, pon un cestito para el pan o corta una flor fresca.

• Pequeños placeres. Una situación hygge se alcanza, también, cuando llegas a casa y caminas sobre calcetines mullidos, o cada vez que remoloneas en la cama sin prisa por levantarte.

• Recuerda a los tuyos. El hygge tiene que ver con detalles de valor emocional: cocinar galletas con la receta que te enseñó tu abuela, beber el té en aquella taza que te regaló alguien querido que ya falta… Y es que, aunque carezca de traducción literal, para los daneses hygge sí tiene un significado muy claro: la intimidad del alma.

¿Quieres saber más? IDEAS DECO: Un paréntesis junto al fuego

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

3 pensamientos en “Mi momento chimenea más “hygge”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− cinco = 3