Puertas para entrar a lo grande

¿Tú miras mucho a tus puertas? Yo nunca había mirado con cariño a las mías. Después de años ignorándolas, hace nada me fijé en la de la cocina y pensé “¡pobrecilla!” Aquel flamante color blanco que tenía el primer día había amarilleado a pesar de limpiarla, y sus arañazos y golpes recordaban todas las veces que nuestra familia de desmañados nos la habíamos llevado por delante con patines, bicis e incluso el carro de la compra.
Decidida a resarcirla de tantos malos tratos, me lancé a investigar qué se puede hacer para que una puerta tenga el protagonismo que merece. Os cuento algunas de mis conclusiones:

1) Una puerta con doble hoja anuncia que el espacio que viene a continuación de ellas es importante.

Puerta con doble hoja de madera lacada y cristal

Puerta con doble hoja de madera lacada y cristal.

Es más: cuando ambas hojas se dejan abiertas, encuadran el ambiente como si fuesen el marco de un cuadro. Por lo tanto, su diseño y acabado debe armonizar con la decoración de la habitación a la que dan paso.

2) Una puerta antigua es un tesoro que merece la pena recuperar.

Puerta con vidriera emplomada y tirador de bronce

Puerta con vidriera emplomada y tirador de bronce.

Antes de fruncir el entrecejo y pensar que esa puerta de tus abuelos es una antigualla oscura y triste, es interesante plantear sus posibilidades. Por ejemplo, si se pinta en un color claro, como el blanco, añadirá luz a la habitación y resultará ligera visualmente.

3) Las puertas con espejo multiplican por dos el espacio.

Una puerta con espejo duplica el espacio y la luz natural.

Una puerta con espejo duplica el espacio y la luz natural.

Es decir, que es ideal para utilizarla en cuartos de baño, recibidores y distribuidores pequeños tirando a enanos. Eso sí, el ambiente que se refleja en el espejo tiene que merecer la pena: ¿te imaginas multiplicar por dos una habitación empantanada? ¡Puede ser una pesadilla!
Pero en mi investigación acerca de las puertas he descubierto muchas más cosas interesantes acerca de ellas. Por ejemplo, qué es una puerta pivotante o cuánto espacio exacto se puede ganar al instalar una hoja corredera que se empotra dentro del muro. Y tanto me he emocionado que en la redacción hemos decidido hacer un reportaje sobre ellas. ¡Por fin las puertas tendrán su gran momento! En el número 253 de la revista Micasa te lo contamos todo…
Susana González (jefa se sección) @susigonfer

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 + = diez