En mi tumbona mando yo…

Y en la tuya, tú. Así leído suena un poco fuerte, pero no es mi intención. Me explico. Yo solo uso la tumbona en mi tiempo libre y en festivos, sin horarios, sin jefes, sin obligaciones… Ahora que lo pienso, igual que vosotr@s. Quiero decir, que nadie me manda, así que mando yo. Si s-o-l-o quiero tomar el sol, nadie me obliga a hacerlo mientras respondo emails o consulto la agenda de los próximos días. Desde aquí os animo a hacer lo mismo. A desconectar, pero de verdad, mientras se está descansando en la tumbona. Al sol o a la sombra. Cuerpo y mente relajados. ¿Lo conseguiremos?

Cama para exteriores

Cama para exteriores Cardiff, de Bauhaus, con capota. Su base, además, es giratoria 360º, para adaptarse al movimiento del sol o cuando se quiere cambiar de vistas. Es de ratán sintético con estructura de aluminio y cojines desenfundables. Sus medidas: 2,30 x 1,30 x 0,80/1,55 m.

Para los que se sienten o viven siempre estresados y con miles de tareas pendientes de hacer, podría ser útil buscar información en internet sobre técnicas de meditación, que son fáciles y funcionan. Y aplicarlas en el “momento tumbona”. Y para todos, estresados o no. Si después de un tiempo de relax y auténtica paz, necesitáis picar o beber algo, daros un chapuzón o leer un libro, nadie os lo impide…

Llegará ese momento de tiempo libre y para entonces, hay que estar preparad@s. Para ir calentando motores y verse en situación, puedes mirar esta galería con tumbonas, pero también con otras propuestas sugerentes para descansar.

Tumbonas y hamacas para relajarse en verano

Begoña Fernández (redactora) @BegonaFG

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 3 = cuatro