¿Color sí? ¿Color no?…

Lo reconozco. Mil vueltas. Esas fueron las que dí antes de elegir color para mi dormitorio. Y creo que no soy la única… Al final opté por un crema sutil para las paredes, con el mismo tono para el frente de armarios y la puerta, pero me lancé a dar color con un cabecero lacado en arena, con acabado brillante, y un papel con estampado floral en tonos malva vintage con alguna pincelada metalizada. Y fue un acierto.

Sé que dentro de un tiempo, sentiré que hay otro color que me llama y redecoraré las paredes de mi habitación. ¿Será este rosa a la tiza, como aterciopelado?
Dormitorio pintado en rosa con efecto tiza

Las paredes en un rosa con efecto tiza o empolvado crean una atmósfera relajante en este dormitorio.

Desde aquí, animo a todo aquel que se esté pensando dar color a su dormitorio a que se lance y lo C-O-L-O-R-E-E. Si quiere seguir dándole mil vueltas, que lo haga. Pero mientras lo hace, que mire esta galería de dormitorios con color. Son 10 ejemplos. Rojo, azul, verde, rosa, tostado, lima… ¡también negro! Imposible abarcar todos los colores, tantos matices, pero es una selección que “solo” pretender abrir el apetito y hacer que los indecisos tomen posiciones.

Begoña Fernández (redactora) @BegonaFG

 

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Un pensamiento en “¿Color sí? ¿Color no?…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 − = dos