Mi baño, mi espacio

Quedaron atrás los tiempos pasados de cuartos de baño fríos, básicamente funcionales y, desgraciadamente, poco visitados. Hoy se considera un espacio valioso, imprescindible y necesario no solo para estar limpitos y guapos, que también, la relajación que aportan las  duchas con sus potentes rociadores o las modernas bañeras de hidromasaje se equiparan al mejor balneario. Perfecto.

Pero vayamos un poco mas allá, al placer de abrir un cajón y contemplar tu colección de lacas de uñas ordenadas por colores o de las toallas dobladas y esponjosas en un estante, de las cremitas, perfumes y cosméticos en al alcance de la mano en un tocador…son esas pequeñas cosas que, inexplicablemente, nos hace sentir bien, de maravilla, y digo yo que algunos debemos nacer con el gen del orden muy desarrollado.

Orden-en-el-baño-cosmeticos

Tocador, de Car Möbel.

Y es que un baño ordenado y despejado luce sin duda mucho más bonito.

Pilar Perea (redactora) @PilarPerea1

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Un pensamiento en “Mi baño, mi espacio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


seis + = 15