Cómo vestir la mesa en verano

Con el buen tiempo apetece más un gazpacho fresquito que unas sopas de ajo. Y lo mismo nos pasa con la mesa. Un mantel de terciopelo con platos negros y copas ahumadas hace que nos pongamos a sudar solo con verlos. Pues bien, igual que cambiamos la ropa de invierno por la de verano, el cuerpo también nos pide un cambio de vajilla.

Las claves para conseguir una mesa fresca son sencillas. Olvida los manteles gruesos en tonos oscuros. Sustitúyelos por tejidos ligeros, como lino o algodón. ¿Los colores? Inspírate en los helados para elegir el que más te guste: pistacho, fresa, limón, nata… Si prefieres un diseño estampado, busca motivos inspirados en la naturaleza veraniega: mariposas, flores, hojas verdes… O bien, diseños que te recuerden a las vacaciones, como anclas, barcos, conchas, pececitos o rayas de colores. ¿Qué te parece este, de Pip Studio? http://www.pipstudio.com/en

Los manteles y las vajillas de flores dan un toque de frescor a la mesa. Como estos, de Pip Studio

Los manteles y las vajillas de flores dan un toque de frescor a la mesa. Como estos, de Pip Studio.

Una opción interesante es colocar solo caminos de mesa o individuales, así los comensales no tendrán que ponerse el mantel sobre las piernas —¿a ti también te hace cosquillas con vestidos mini y shorts?— y estarán más frescos durante la comida. Si quieres que la reunión sea informal, di adiós al mantel y pon directamente los platos sobre la mesa. Eso sí: busca una vajilla llamativa para que la presentación quede resultona. Por ejemplo, este divertido plato de Rivièra Maison permite comer, picotear aperitivos y mojar crudités en salsita en una sola pieza. http://www.rivieramaison.com/

 

Este plato de Rivièra Maison, que incluye espacios para guarnición y salsa, compensa la falta de mantel.

Este plato de Rivièra Maison, que incluye espacios para guarnición y salsa, compensa la falta de mantel.

Pero pongas o no mantel, lo que nunca pueden faltar son las servilletas. Para elegirlas, sigue el mismo criterio que has utilizado con los manteles: lino y algodones en tonos refrescantes. Claro que si te gusta ir un poquito más allá y que tu presentación sea de lo más coqueta, complétalas con servilleteros de fibra natural o hechos por ti misma. ¿Cómo? Fácil: haz una lazada alrededor de la servilleta con un trocito de rafia y coloca entre ella y la tela una flor natural o una ramita de lavanda. ¡Anímate: estamos en plena era Do it yourself! A nosotras nos resultan muy inspiradores los tonos empolvados de estas servilletas, de Lexington. http://www.lexingtoncompany.com/

Se lleva lo natural: servilletas en algodón o lino en tonos pastel y empolvados. ¿Te gustan estas de Lexington?

Se lleva lo natural: servilletas en algodón o lino en tonos pastel y empolvados. ¿Te gustan estas de Lexington?

Y qué decir de las vajillas. Aprovecha que estamos en verano para viajar con ellas a ese destino con el que sueñas todo el año. Veamos, ¿eres de playa, prefieres una vegetación exuberante o lo tuyo es conocer culturas diferentes? A los amantes de las olas, la crema protectora y los chiringuitos, les irá bien un modelo con conchas y estrellas de mar. Este es de Rivièra Maison. http://www.rivieramaison.com/

Menaje de inspiración marinera, de Rivièra Maison. Para sentirte en la playa sin moverte de casa…

Menaje de inspiración marinera, de Rivièra Maison. Para sentirte en la playa sin moverte de casa…

Para ti, que sabes ponerte el pareo de mil formas distintas y eres una experta en cócteles con sombrillita y bailes caribeños, te proponemos una vajilla colorista, con un puntito exótico. Nuestra sugerencia: este modelo de la firma Pomax, con pinceladas en tonos que recuerdan aguas turquesa y bosques tropicales. http://www.pomax.com/en/

Bali, Tahití, Bora Bora… ¿Qué destino te sugiere esta vajilla, de Pomax?

Bali, Tahití, Bora Bora… ¿Qué destino te sugiere esta vajilla, de Pomax?

Y si lo que de verdad te da la vida es descubrir culturas diferentes y zambullirte de lleno en sus costumbres, vestirte con sus ropas e iniciarte en su gastronomía, puedes recrear una tetería marroquí con menaje metalizado, velas y una infusión aromatizada con hojas de menta. ¿Qué te parece este, de la firma Greengate? http://www.greengate.dk/

 

Platería, té aromático… Recrea un rinconcito marroquí en casa

Platería, té aromático… Recrea un rinconcito marroquí en casa. Menaje, de Greengate.

Por último, queda la cristalería. Con el calor hace falta hidratarse. Así que no tienes más remedio que sacrificarte y entregarte a horchatas, granizados y cervecitas para mantenerte bien sana. Los vasos con mensajes serigrafiados ponen una nota festiva en la mesa. ¿Un truco? Mételos en el congelador una hora antes de que vengan los invitados y estarán helados cuando los lleves a la mesa. Si además son transparentes, podrás organizar una mesa multicolor con los tonos de zumos, limonada, sangría, ponche… Como el que contiene este vaso, de la firma Lene Bjerre. http://www.lenebjerre.com/

Alegra la mesa con bebidas que tengan color. Vaso, de Lene Bjerre.

Alegra la mesa con bebidas que tengan color. Vaso, de Lene Bjerre.

Y, cómo no, las copas, indispensables para brindar por el buen tiempo. Si has servido los refrescos en vaso, incluye una copa de agua y a su derecha, otra de vino. ¿Vas a alternar tinto y blanco? Entonces, primero coloca la de tinto y a continuación, la de blanco. En casi todas las cristalerías las copas de vino son muy parecidas, pero las de tinto siempre son un poquito mayores que las de blanco. Para no llenar la mesa de objetos (no hay nada tan incómodo para los invitados como no querer beber por miedo a tirar algo), prepara las de champán en una bandeja, en otra habitación, y sácala a la hora de los postres. En esta cristalería de la firma Mooba encontrarás todas las piezas. http://www.mooba.net/

Copas-de-cristal

Copas de vino, agua y champán, de la firma Mooba.

Un último consejo: piensa un menú sencillo, que te permita dejarlo hecho con antelación. Y deja la mesa lista una hora antes de que lleguen los invitados. Así tendrás tiempo de ponerte guapa y estarás relajada. Porque una reunión de verano es para estar felices: ¡tú la primera! Feliz verano…

Copas decoradas con baderas, de la firma Mooba.

Copas decoradas con banderas, de la firma Mooba.

Susana González (jefa de sección)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Un pensamiento en “Cómo vestir la mesa en verano

  1. Laetitia

    me encantan las ideas, para este tiempo primaveral me gusta vestir mi mesa con colores y lineas más frescas que me recuerden a un paseo por la playa o a la naturaleza. Se disfruta mucho más y se despiertan por completo los sentidos con esos pequeños detalles. Gracias por las aportaciones. Buen blog.

    http://www.reformaliaservis.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− cuatro = 3