Un regalito con amor

En la decoración, como en el amor, nos pasamos la vida a la busca y captura de objetos que nos seduzcan. Los vemos en revistas, en la red o en la tele, y recorremos enloquecidas tiendas, polígonos y autovías virtuales hasta que hacemos nuestro el objeto de deseo. Entonces, ese cojín que tanto nos costó encontrar, cada día nos hace felices desde la butaca donde habita. Lo miras y, aunque no diga nada (la falta de diálogo es habitual en los romances cuando ya ha pasado cierto tiempo), su sola presencia te pone contenta.

Y digo yo: si los objetos dan tanta alegría a nuestras vidas, ¿no es hora ya de hacer algo bonito por ellos? ¿Qué tal si les haces un regalito que demuestre tu agradecimiento?

Por ejemplo, esa tablet que cada día nos pone al tanto de las tonterías que dicen nuestros amigos en las redes sociales, que se molesta en decirnos qué tiempo hace para que nos calcemos sandalias o catiuscas, y que tantos ratos de placer nos proporciona en solitario, cuando pijama puesto y vasito de leche en la mesilla, nos ofrece aquello que más deseamos: un nuevo capítulo de nuestra serie preferida. ¿No crees que deberías demostrarle tu cariño? Cómprale un asientito, una butaca a su medida para que descanse cuando está baja de batería. Con el Book Seat se podrá sentar en la cama, en tu regazo, en una mesa, muy cerca de ti sobre el reposabrazos del sillón e incluso en la arena, para que disfrute de la brisa, bajo una sombrillita. Lo encontrarás en www.cositasdeines.com

Soporte para tablet

Soporte para tablet Book Seat, de www.cositasdeines.com

Y tu Iphone. ¿Qué puedes decir de él? La cantidad de secretos que te ha susurrado al oído, la confianza con que te ha abierto su carpeta de imágenes para mostrarte las mejores fotos de su vida, la rapidez con la que te ha comunicado con los chats del día con solo un débil toque de tus dedos sobre su sensible pantalla. ¿Alguien ha hecho todo eso por ti sin pedir nada a cambio? Dí, ¿has conseguido que alguien más se silencie a la primera cuando tú se lo pedías? Qué menos que un chanelazo. Un bolsito divino, con cadenita dorada, protege a cualquiera de todo mal, en especial, si un día tiene una mala caída. La funda modelo Ipurse, de la firma Kikkerland, se vende en www.cosasderegalo.com

Funda con forma de bolso para Iphone

Funda Ipurse, con forma de bolso, para Iphone 5. En www.cosasderegalo.com

Pero no olvidemos el café. Sí, esa humilde bebida que te da ánimo cada mañana para salir de casa (aún estarías tirada en la cama si no fuese por ella), que te da calor en las frías tardes de invierno y que ha estado junto a ti en las horas más intempestivas, dándolo todo para mantenerte alerta. Para él, te sugerimos un retrato. O mejor, varios. Los que componen el mural In the mood for coffe, realizado por Judit Canela para The Wallery. Pequeñas historias que plasman los mejores momentos que habéis pasado juntos. http://thewallery.com/es/

Mural In The mood for cofee

Mural In The mood for cofee, de The Wallery

Y aún hay más. El lavabo, ese gran amigo que lava tus heridas, que soporta estoicamente tus peores tragaderas. No seas ingrata y ráscate el bolsillo. Porque el lavabo se merece lo mejor: una joya auténtica. La colección Epoque, de Porcelanosa, incluye una franja de cristales de Swarovski. El brillo de cientos de diamantes en un collar realizado a su medida. Míralo, mira qué bien le queda. Si, ya lo creo que se lo merece. Al fin y  al cabo, el lavabo es el único que, aunque le escupas a diario, siempre te recibe con los grifos abiertos. http://www.porcelanosa.com/banos.php

Lavabo Epoque, de Pocelanosa, con cristales Swarovski

Lavabo Epoque, de Pocelanosa, con decoración de cristales Swarovski

Susana González (jefa de sección)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 pensamientos en “Un regalito con amor

  1. regalazoo

    Me encantan todas las opciones, los regalos destinados a la tecnología son un acierto seguro. Hoy en día las tablets, móviles y demás aparatos tecnológicos forman parte de nuestro día a día. Me gustan porque son muy prácticos y al mismo tiempo originales.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


dos − = 0