…Y dijo la puerta: ¿Hoy qué me pongo?

 

Nos ha llegado a la redacción una propuesta para decorar las puertas tan diferente, divertida y original que nos está faltando tiempo para compartirlo con todos vosotros.

Se llama DoorDresser y —tal y como su nombre indica— son sencillamente vestidos para las puertas. Fabricados en poliéster semielástico que se ciñen a ellas como un calcetín sin aumentar su grosor. Se colocan en un par de minutos y el resultado es alucinante.

Personalmente creo que no está el horno para andar pintando las puertas cada vez que al niño le entran ínfulas de artista (¡Qué mono!) y decide gastar la caja de ceras sobre la puerta de su cuarto. Soluciones tan ingeniosas como ésta son las que nos solucionan la vida, sí señor.

En primer lugar cuenta con una colección permanente en la que han participado famosos fotógrafos e ilustradores con sus ideas más impactantes. Aunque también podemos imprimir esa foto del verano que tanto nos gusta. Si tiene calidad, está hecho.

En segundo lugar: ¡Se puede lavar!

Y en tercer lugar: sólo cuesta 45,70 €.

Aquí os dejo un par de ejemplos y un link con toda la información necesaria que incluye un video demostrativo de lo más convincente.

Vestidos para las puertas. DoorDresser

 

www.doordresser.wordpress.com

Pilar Perea (Redactora)

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 pensamientos en “…Y dijo la puerta: ¿Hoy qué me pongo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 4 = cinco