Archivo por días: 27 septiembre 2012

Un calendario de adviento diferente

 

Ya, ya sé que es muy pronto para hablar de Navidad, pero esta monería me ha parecido tan original que lo merece. No tiene nada que ver con el típico calendario de cartulina con figuritas de chocolate dentro, sino que está hecho con… ¡antiguas cajitas de diapositivas!

Cada una de ellas se sujeta con un cordel para poder colgarla y lleva pegado un día diferente del mes de diciembre, de manera que el niño (o el mayor), tiene que rebuscar dónde está  la cajita que toca: “A ver, a ver… ¿dónde está el 3? ¡Ah, ya lo he visto!” Y, cuando la abre, descubre lo que tú quieras colocar dentro:

 

Por ejemplo, algo que enamore a los más juguetones.

 

O un cargamento que haga feliz a los golosos.

 

O un clásico para los entregados a la causa navideña.

 

Aunque también puedes meter un “vale por una cena para dos”, una entrada de cine o una sortija de lo más glamurosa. La idea es personalizar los regalitos según la persona que vaya a abrir cada caja. Es más, puedes organizar un turno riguroso para que cada miembro de la familia sepa qué día le toca abrir su cajita y adaptar el interior a gustos de niños, adolescentes, mamás, papás, cuñados, abuelos o amigos.

 

Y, cuando llegue el mes de enero, recoges las cajitas con mucha ternura y las guardas hasta el año que viene.

 

¿Te animas a hacer uno tú mismo? Aunque si prefieres comprarlo ya hecho, el calendario de Adviento se llama Diabox e incluye una caja-contenedor. En la red, lo encontrarás en www.reketemoi.com

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest