Zafarrancho de combate

 

¡Al mal tiempo buena cara! Ese es uno de mis lemas, porque soy de las que siempre veo el vaso lleno hasta los topes. Por ello, procuro pensar en positivo hasta cuando toca hacer
la limpieza general en casa.

Zafarrancho de limpieza

 

No es que sueñe con pasar el día agarrada al trapo, pero sí he descubierto un peculiar placer en pasar la fregona por un suelo repleto de manchas y ver la franja limpia en contraste; como en el anuncio. ¿Sabéis a qué me refiero? ¡Solo me falta comparar las pisadas! Bromas aparte, hay ciertos consejos —herencia de familia— que, de verdad, me facilitan mucho la tarea:

• Hay que seguir un orden lógico. Por ejemplo, siempre se debe limpiar el polvo antes de barrer y lo último, pasar el aspirador para terminar con la suciedad que se haya resistido. La fregona se debe pasar al finalizar el resto de las tareas y empezar a trabajar desde el fondo de la casa hacia la entrada; así evitarás tener que pisar el suelo mojado.

• Apuesta por la variedad. Hay materiales que precisan productos concretos de limpieza,
yo te recomiendo apostar por ellos ya que hay gran variedad. También es muy importante contar con diferentes bayetas y paños para cada espacio. ¡Seguimos en contacto!

¿Quieres más consejos e ideas? Mira aquí >>

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

2 pensamientos en “Zafarrancho de combate

  1. Silvia

    Hola,

    me gustaria hacerte una consulta. Mi pareja y yo nos hemos comprado un canapé de color wengue para el dormitorio, pero no sabemos que color escojer para el armario y las mesitas. Hemos descartado el color wengue para ellos.

    Muchas gracias.

  2. Dora Decora

    Hola Silvia, no te preocupes por la combinación de materiales, ya que el canapé no tiene que condicionar el resto de la decoración. Es una pieza que queda parcialmente tapada por la ropa de cama y, al estar en un plano horizontal, su acabado no destaca. En cuanto al acabado de armario y mesillas, depende del estilo que más te guste: moderno, funcional, romántico… es lo que condicionará material y color.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− cuatro = 4