¿Eres la perfecta anfitriona?

Si te encanta recibir amigos en casa, seguro que ya tienes en la agenda anotadas varias citas. Puede que no seas una experta en protocolo, o puede que sí, pero lo que tienes claro es que disfrutas con los preparativos del antes, con el durante y, siendo sinceras, un poco menos con el después, que supone recoger y poner orden… aunque si en ese “después” incluimos el placer que supone que te lluevan las felicitaciones y los agradecimientos, pues entonces, sí, también disfrutas el “después”.

Es posible que te salga de manera natural ser una anfitriona perfecta, porque hayas nacido para ello… Pero incluso en ese caso, hacer una lista de tareas para que los preparativos no te estresen en absoluto, es básico. Poco tienen que ver una tarde o una noche “de fútbol” con cervezas y aperitivos delante del televisor, con una celebración más formal durante las fiestas navideñas. Los invitados pueden ser los mismos, pero sus expectativas en una y otra situación son totalmente distintas, ¿verdad?

Merienda con estilo nórdico

En la sobremesa de una celebración navideña, que no falten infusiones y café con pastas, turrones, petit fours y otras delicias. Menaje, de Villeroy & Boch.

Para triunfar en tu próxima convocatoria, puede que te ayude saber que hay que distinguir tres momentos clave: la recepción de invitados, la comida/merienda/cena en sí misma, y la sobremesa. Que en esas tres fases, todos los invitados se sientan a gusto es importante. A ver si con estas ideas disfrutas en tu papel de anfitriona: Ideas para ser la mejor anfitriona

Desde aquí te deseamos ¡buena suerte!

Begoña Fernández (redactora)  @BegonaFG


¡Manos a la obra! A crear regalos

Me sumo a la otra Navidad de Ikea, esa —para los que aún no habéis sentido los ojos llorosos al ver su anuncio— en la que no damos tanta importancia a los regalos materiales, en la que dejamos a un lado las prisas de las compras de última hora y nos esforzamos en pasar ratos agradables con los nuestros. Traigo una lista para los Reyes Magos muy casera, repleta de detalles handmade que cada uno puede hacer en casa.

Paquetes bonitos para sorprender. Decóralos con celo decorativo. Una idea de MT, distribuida por Mandisign.

Paquetes bonitos para sorprender. Decóralos con celo decorativo. Una idea de MT, distribuida por Mandisign.

Lanzaros a crear y sorprender con detalles únicos. Os propongo regalos creados desde cero para los más mañosos, manitas y creativos; otros que customizan piezas y, para los menos ávidos en el do it yourself, paquetes bonitos que cautivan por fuera (el interior, ya es tema vuestro).

Regala una figura luminosa. Es de Car Möbel

Regala una figura luminosa. Es de Car Möbel

Alejandra Muñoz (colaboradora de redacción)

 

 

 

 

 

 


Una Navidad para cada uno

Ya lo tengo prácticamente todo listo para recibir a mis invitados y que sientan mi Navidad. La mía, la más personal. Porque por muchas tendencias que haya cada uno tiene su propia decoración navideña, con la que se siente más a gusto, que es de lo que se trata.

Eso sí, desde aquí he de decir que hay algo que me asusta de la Navidad: esas terrazas o balcones de las que cuelgan figuras regordetas vestidas de rojo, intentando trepar por la pared. A mí me da la sensación de que huyen, como si les hubieran pillado in fragantis. Y yo no quiero que huya Papá Noel ni los tres Reyes Magos. Esos que además, año tras año, se van oscureciendo por una capa de polvo que les cubre. ¿Será mirra?

Lo más divertido, cuando tras Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente cuelga un camello. No me extrañaría que alguna protectora de animales pusiese el grito en el cielo, porque da miedo ver la escena.

Eso por no hablar de las fachadas de edificios en las que parece que los vecinos compiten por tener la terraza más luminosa. Llena de todo tipo de luces, generalmente de colores estridentes, y en combinaciones de parpadeos, tintineos, ráfagas y demás efectos.

Sé lo que no me gusta en cuanto a decoración Navideña. Me quedo con los amigos, la familia (no con las aglomeraciones), los detallitos, las sonrisas al retirar el envoltorio de un paquete, el turrón de chocolate (¡las peladillas no!), las luces “sencillas”, el chocolate con roscón… Y si a alguien le gustan las figuras colgantes y el mogollón de luces, pues adelante. Es su Navidad también.

Te dejo algunas propuestas:

Adornos navideños, de Kahler. Velas y abetos ¡una combinación muy inspiradora!

Adornos navideños, de Kahler. Velas y abetos ¡una combinación muy inspiradora!

Menaje para las fiestas. Tabla en forma de abeto, de Mimosa & Estraza

Menaje para las fiestas. Tabla en forma de abeto, de Mimosa & Estraza

 

Alejandra Muñoz (colaboradora de redacción)


¡Quiero un office para mi mini cocina!

Una de las leyendas urbanas más extendidas, junto con la de la chica de la curva, es que en una cocina pequeña no se puede poner un office. Seamos sinceros: fácil, no es. Cuando entras en un espacio de 2 m x 1,5 m, nadie piensa: “Ah, mira qué bien. Si prescindo de la nevera —total, en el alféizar la carne estará fresquita— y cocino en un hornillo, puedo poner aquí una barra de desayunos”. Pero de la dificultad a la imposibilidad, va un largo trecho. Porque, al fin y al cabo, un office es un rinconcito donde uno se puede tomar el café cada mañana. Y para eso, tampoco hace falta una mesa con 20 comensales.

mueble-de-cocina-con-mesa-extraible

Este mueble auxiliar, con balda extraíble, es una opción ingeniosa para desayunar en una cocina mini. Lo encontrarás en Car Möbel.

Por ejemplo, ya que de todas formas tienes que incluir en la cocina muebles con capacidad de almacenaje, una alternativa puede ser elegir un diseño que incorpore una balda extraíble: la sacas, desayunas en ella y una vez que hayas terminado, la haces desaparecer sin dejar rastro.
Y es que, cuando de espacios pequeños se trata, la decoración suele tener algo de magia. Muebles con puertas que tienen truco, mesitas que se desvanecen, alacenas de pega… como este vinilo que simula baldas con menaje, y sobre el que puedes fijar escarpias para colgar las tazas de uso diario.

Vinilo-de-cocina

Vinilo Lovely Kitchen, de la firma Myvinilo

Pero si tú siempre has soñado con desayunar en la cocina, existen fórmulas para lograrlo. En Ideas para hacer un office en cocinas mini, encontrarás inspiración incluso para los espacios más pequeños. Y… no es magia, sino deco-ciencia.

Susana González (jefa de sección)


Al rico menú navideño

Es la parte que más me gusta de la Navidad: pensar en el menú para cada ocasión. Entrantes, plato principal y postre. Ya sea para una cena formal como para las meriendas y reuniones más informales. El año pasado por estas fechas me atreví con mi primer roscón casero. ¿Qué me deparará esta Navidad?

Pero aunque me encanta meterme en la cocina a preparar las recetas (por el contrario, aborrezco recoger la cacharrería que monto), reconozco que a veces me encuentro atascada, sin ideas o cansada de las mismas. Me atrevo a innovar. Mis invitados son gente de confianza que siempre acogen con los brazos abiertos cualquier delicia culinaria, es más, ellos mismos me animan a utilizarles como conejillos de Indias. Así que puedo decir con seguridad que me atrevo con recetas nuevas.

Protege el libro en la cocina de salpicaduras y utiliza soportes que faciliten la lectura. Atril y pantalla antisalpicaduras, de Howards Storage World

Protege el libro en la cocina de salpicaduras y utiliza soportes que faciliten la lectura. Atril y pantalla antisalpicaduras, de Howards Storage World

Y para eso visito blogs, recorto los platos que aparecen en las páginas de las revistas y consulto mi biblioteca, donde los títulos de cocina nunca son suficientes para mi alter ego chef.

Comfort Food, de Jamie Oliver (Grijalbo)

Comfort Food, de Jamie Oliver (Grijalbo)

Así que he preparado una selección de libros de recetas para estas fechas de reuniones que vienen y para cualquier otra ocasión. Ponte el delantal, abre el libro y ¡enciende los fogones!

Alejandra Muñoz (colaboradora de redacción)